miércoles, 25 de abril de 2007

Iswe Letu: Caen envidiosas


HAI KAIS
Por aquí y por allá
se oye el murmullo de las cascadas
y las hojas caen.

Matsuo Basho

Caen

envidiosas,
las hojas.
Aventuran,
sin ninguna
obligación,
su eternidad
fluyendo


como el agua
que feroz
las maltrata.
Se dejan llevar
por el movimiento
que las embriaga,
y las aturde,
y las marea,
hasta quedar
derrotadas
por la brutalidad
de la caída.
Después,
en primavera,
cuando el alba
es más hermosa
y amiga de los pobres
renacerán
en las alturas
para besar al viento
que las odia


cordialmente.

1 comentario:

Darilea dijo...

Me gusta la poesía tanto Hai kais
como tankas.
Te dejo un beso.